Todo depende de nuestra preparación

Todo depende de nuestra preparación

Parashá Emor (Vaykra-Levítico 21,1 - 24, 23)
La cuenta del Omer nos ayuda a prepararnos para Shavuot, al contar cada día hasta llegar a la festividad con alelo y con deseo para recibir nuestra Toráh. 
"Contarán 50 días hasta el día después del séptimo Shabat y entonces traerán un ofrenda vegetal de grano nuevo para el Creador"  (Vaykra-Levítico 23,16)
 
Es sabido que la sabiduría de la sagrada Toráh es diferente del resto de las sabidurías, las cuales no requieren ninguna preparación previa al estudio. Si la persona desea realmente adquirirla y que la Toráh cambie su esencia, que lo purifique y lo santifique, entonces es necesario que se prepare para ello, purificándose y liberándose  
de todo aquello que pueda molestarle en su servicio al Creador, para que su cuerpo pueda volverse un recipiente digno y la Toráh pueda quedarse en él.
La persona debe estar dispuesta a entregar su alma y ceder al resto de los asuntos mundanos para poder estudiar Toráh y cumplir sus mitzvot (preceptos). Por eso la Toráh fue entregada en el desierto, un lugar apartado, para enseñarnos que si deseamos adquirir la Toráh es necesario alejarnos de todo lo mundano. 
De acuerdo con el nivel de los preparativos así también es el nivel de adquisición de la Toráh. Por ejemplo, si se le sirve a alguien agua en el vaso que sostiene en la mano, si sostiene el vaso al revés apenas logrará contener unas pocas gotas de agua en la base del vaso. Si lo inclina un poco, podrá recibir un poco de agua en el interior del mismo. Pero si sostiene el vaso derecho, con la boca hacia arriba, el vaso se llenará de agua. Así también ocurre con la festividad de Shavuot "La entrega de la Toráh": de acuerdo con los preparativos que se llevan a cabo para el momento de la entrega de la Toráh, así será la Toráh que recibirá.
Los preparativos fundamentales son la corrección de las cualidades personales y mejorar la relación con nuestro prójimo. Es necesario liberarse de las malas cualidades, tales como el orgullo y el enojo, la venganza y el rencor, y adquirir cualidades rectas. Porque de lo contrario, la Toráh no podrá residir en esa persona.
Como dijeron nuestros Sabios (Avot 6:6) Hay cuarenta y ocho caminos para adquirir la Toráh, y gran parte de ellos son las buenas cualidades y la relación con nuestro prójimo. Estas son las condiciones básicas para poder recibir la Toráh. Cuando esto falta, la Toráh no puede echar raíces en nuestro interior! 
Dedicado para la pronta sanidad de todos los enfermos de Am Israel y del mundo entero, y para éxito de todos aquellos que se dedican a difundir la Emuna en el Creador y todos los necesitados.
 
El Jardín de Breslev te recomienda:

2 comentarios

  • Irma

    Muy reflexiva la enseñanza como siempre espero más son de bendición para mi vida muchas gracias

  • Luis Robles

    Me llena de gozo tenerlos a ustedes en mis contactos. Salud a Isrrael

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados