Plegaria para sanidad y protección

Plegaria para sanidad y protección

Poderosa plegaria para traer sanidad y protección.

 

(Desde la antigüedad existen grandes promesas para quien recite el Pitum ha Ketoret)
Plegaria:
"Que sea Tu voluntad nuestro Di-s y Di-s de nuestros antepasados, para que llenes de misericordia a todos los habitantes del mundo y los habitantes de esta tierra, y los protejas de todos los duros y malvados decretos que puedan visitar el mundo y rescatarnos de todas las enfermedades, padecimiento, plagas y epidemias. Que todos los pacientes infectados con la enfermedad estén completamente curados.
Para ti, D-os, está la Grandeza y el Rigor, el Esplendor y la Eternidad y la Majestad, porque todo lo que en el cielo y la tierra te concede individualmente el Reinado y la Autoridad, y en tus manos está el alma de todos los vivos y el espíritu dentro de la carne, y está en tu Poder y Fuerza crecer y fortalecer y curar a la humanidad
al máximo, hasta los alcances más minúsculos del espíritu, y nada está más allá de Tu Habilidad. Por lo tanto, que sea Tu Voluntad, D-os Fiel, Padre de la Misericordia, Sanador de todos los males entre Su pueblo Israel, Tú que eres el Sanador Fiel: Envía sanación y cura, y actúa con la mayor amabilidad, perdón y compasión a todos los pacientes infectados por esta enfermedad. Por favor, D-os, que Tu Misericordia esté en todos los habitantes del mundo y en todo Tu Pueblo Israel. Por favor, levántate de Tu Trono de Juicio y siéntate sobre el Trono de la Misericordia, y ve más allá de la letra de la ley para abolir todos los decretos severos y malvados.
‘Y Pinjas se levantó y oró y la plaga se detuvo‘. Y decreta sobre nosotros buenos juicios, salvación y consuelo por Tu Misericordia, y destruye nuestro malvado decreto, y que nuestros buenos puntos tengan importancia ante ti. Levántate, ayúdanos y redímenos por Tu bondad.
Escucha ahora por favor la voz de nuestra súplica, porque escuchas las oraciones de todos. Bendito es Él que escucha la oración.
Que los enunciados de mi boca y el razonamiento dentro de mi corazón encuentren favor ante Ti, Señor, mi Roca y Salvación.
Y que se cumpla dentro de nosotros el versículo de Mikra que dice: ‘No les
enviaré ninguna de las plagas que envié a los egipcios, porque yo soy el Señor, Tu Sanador‘, Amén.
Tehilim - Salmo 130:
שִׁיר הַמַּעֲלוֹת מִמַּעֲמַקִּים קְרָאתִיךָ יְהֹוָה
1. SHÍR HAMMAÄLÓT MI MAÄMAKKÍM KERATÍJA ADO-NÁI
«Cántico gradual». Desde lo más profundo, oh Señor, he clamado a Ti.
אֲדֹנָי שִׁמְעָה בְקוֹלִי תִּהְיֶינָה אָזְנֶיךָ קַשֻּׁבוֹת לְקוֹל תַּחֲנוּנָי
2. ADO-NÁI SHIMÄ BEKOLÍ TIHIÉNA ÓZNEJA KASHSHUVÓT LEKOL TAJANUNÁI
¡Señor, oye mi voz! Estén atentos tus oídos a la voz de mis súplicas.
אִם־עֲו‍ֹנוֹת תִּשְׁמָר־יָהּ אֲדֹנָי מִי יַעֲמֹד
3. IM-ÄVONÓT TISHMOR-IÁ´H ADO-NÁI MÍ IAÄMÓD
Señor, si Tú tuvieras en cuenta las iniquidades, ¿quién, oh Señor mío, podría permanecer?
כִּי־עִמְּךָ הַסְּלִיחָה לְמַעַן תִּוָּרֵא
4. KÍ-ÏMMEJÁ HASSELIJÁ LEMÁÄN TIVVARÉ
Pero en Ti hay perdón, para que seas temido.
קִוִּיתִי יְהֹוָה קִוְּתָה נַפְשִׁי וְלִדְבָרוֹ הוֹחָלְתִּי
5. KIVVÍTI ADO-NÁI KIVVETÁ NAFSHÍ VELIDVARÓ HOJÁLTI
Espero en el Señor; en Él espera mi alma, y en su palabra tengo mi esperanza.
נַפְשִׁי לַאדֹנָי מִשֹּׁמְרִים לַבֹּקֶר שֹׁמְרִים לַבֹּקֶר
6. NAFSHÍ LADO-NÁI MISHSHOMERÍM LABBÓKER SHOMERÍM LABBÓKER
Mi alma espera a mi Señor más que los centinelas a la mañana; más que los vigilantes a la mañana.
יַחֵל יִשְׂרָאֵל אֶל־יְהֹוָה כִּי־עִם־יְהֹוָה הַחֶסֶד וְהַרְבֵּה עִמּוֹ פְדוּת
7. IAJÉL ISRAÉL EL-ADO-NÁI KÍ-ÏM-ADO-NÁI HAJÉSED VEHARBÉ ÏMMÖ FEDÚT
Oh Israel, espera en el Señor, porque en el Señor hay misericordia, y en Él hay abundante redención.
וְהוּא יִפְדֶּה אֶת־יִשְׂרָאֵל מִכֹּל עֲוֹנוֹתָיו
8. VÉHU IFDÉ ET-ISRAÉL MIKKOL ÄVONOTÁV
Pues Él redimirá a Israel de todas sus transgresiones.
Pitum Ha Ketoret
(Leer tres veces todo el Ketoret)  
TEFILÁT  PITTÚM  HAKKETÓRET - LA PLEGARIA DE LA MEZCLA DEL INCIENSO
אַתָּה הוּא יְהֹוָה אֱלֹהֵינוּ, שֶׁהִקְטִירוּ אֲבוֹתֵינוּ לְפָנֶיךָ אֶת קְטֹרֶת הַסַּמִּים בִּזְמָן שֶׁבֵּית הַמִּקְדָּשׁ קַיָּם, כַּאֲשֶׁר צִוִּיתָ אוֹתָם עַל־יַד מֹשֶׁה נְבִיאָךְ, כַּכָּתוּב בְּתוֹרָתָךְ
ATTÁ  HÚ  ADO-NÁI  ELO-HÉNU, SHEHIKTIRU  AVOTÉNU  LEFANÉJA  ET  KETÓRET  HASSAMMÍM  BIZMÁN  SHEBBÉT  HAMMIKDÁSH  KAIÁM,  KAASHÉR  TZIVVITA  OTAM  ÄL-IÁD  MOSHÉ  NEVIÁJ,  KAKKATÚV  BETORATAJ
Tú eres el Señor nuestro Di-s, delante de quien nuestros ancestros quemaban el incienso de las especias en la época en que el Santo Templo existía, tal como les ordenaste por medio de Tu profeta Moisés, como está escrito en Tu Torá.
וַיֹּאמֶר יְהֹוָה אֶל־מֹשֶׁה, קַח־לְךָ סַמִּים, נָטָף וּשְׁחֵלֶת וְחֶלְבְּנָה סַמִּים וּלְבֹנָה זַכָּה, בַּד בְּבַד יִהְיֶה: וְעָשִׂיתָ אֹתָהּ קְטֹרֶת, רֹקַח מַעֲשֵׂה רוֹקֵחַ, מְמֻלָּח טָהוֹר קֹדֶשׁ: וְשָׁחַקְתָּ מִמֶּנָּה הָדֵק, וְנָתַתָּה מִמֶּנָּה לִפְנֵי הָעֵדֻת בְּאֹהֶל מוֹעֵד, אֲשֶׁר אִוָּעֵד לְךָ שָׁמָּה, קֹדֶשׁ קָדָשִׁים תִּהְיֶה לָכֶם: וְנֶאֱמַר, וְהִקְטִיר עָלָיו אַהֲרֹן קְטֹרֶת סַמִּים, בַּבֹּקֶר בַּבֹּקֶר בְּהֵטִיבוֹ אֶת־הַנֵּרֹת יַקְטִירֶנָּה: וּבְהַעֲלֹת אַהֲרֹן אֶת־הַנֵּרֹת בֵּין הָעַרְבַּיִם יַקְטִירֶנָּה, קְטֹרֶת תָּמִיד לִפְנֵי יְהֹוָה לְדֹרֹתֵיכֶם
VAIÓMER  ADO-NÁI  EL-MOSHÉ,  KAJ-LEJÁ  SAMMÍM,  NATAF  USHJÉLET  VEJELBENÁ  SAMMÍM  ULVONÁ  ZAKKÁ,  BAD  BEVAD  IHIÉ: VEÄSITA  OTÁH  KETÓRET,  RÓKAJ  MAÄSÉ  ROKÉAJ,  MEMULLAJ  TAHOR  KÓDESH: VESHAJAKTÁ  MIMMENNA  HADEK  VENATATTÁ  MIMMENNA  LIFNÉ  HAËDUT  BEÓHEL  MOËD,  ASHER  IVVAËD  LEJÁ  SHAMMA,  KÓDESH  KODASHÍM  TIHIÉ  LAJEM: VENE´EMAR,  VEHIKTIR  ÄLAV  AHARÓN  KETÓRET  SAMMÍM,  BABBÓKER  BABBÓKER  BEHETIVÓ  ET-HANNERÓT  IAKTIRENNA: UVHAÄLOT  AHARÓN  ET-HANNERÓT  BEN  HAÄRBÁIM  IAKTIRENNA,  KETÓRET  TAMÍD  LIFNÉ  ADO-NÁI  LEDOROTEJEM
Y dijo el Señor a Moisés, toma para ti especias, bálsamo, raíz aromática y gálbano, especias e incienso puro en porciones iguales. Y con ellas harás incienso, perfume trabajo de perfumero, revuelto completamente puro de santidad; y molerás de ella muy fino, y la pondrás ante el arca del testimonio en la tienda del encuentro donde me reuniré contigo, santo de los santos será para ustedes: Y está dicho: Y quemará Aarón sobre él, incienso de especias en la mañana, por la mañana lo quemará al limpiar las candelas. Y al subir Aarón a iluminar las candelas, entre las tardes lo quemará, incienso constante, delante del Señor para tus generaciones.
A CONTINUACIÓN SE RECITA UNA SELECCIÓN DE TEXTOS TALMÚDICOS QUE TRATAN ACERCA DE LAS LEYES QUE REGULABAN LA FABRICACIÓN DEL KETÓRET.
TALMÚD KETIRÓT 6a; IERUSHALMI IOMÁ 4:5
תָּנוּ רַבָּנָן, פִּטּוּם הַקְּטֹרֶת כֵּיצַד, שְׁלֹשׁ מֵאוֹת וְשִׁשִּׁים וּשְׁמוֹנָה מָנִים הָיוּ בָהּ. שְׁלֹשׁ מֵאוֹת וְשִׁשִּׁים וַחֲמִשָּׁה כְּמִנְיַן יְמוֹת הַחַמָּה, מָנֶה בְכָל יוֹם, מַחֲצִיתוֹ בַּבֹּקֶר וּמַחֲצִיתוֹ בָּעֶרֶב. וּשְׁלֹשָׁה מָנִים יְתֵרִים, שֶׁמֵּהֶם מַכְנִיס כֹּהֵן גָּדוֹל וְנוֹטֵל מֵהֶם מְלֹא חָפְנָיו בְּיוֹם הַכִּפּוּרִים, וּמַחֲזִירָן לַמַּכְתֶּשֶׁת בְּעֶרֶב יוֹם הַכִּפּוּרִים, כְּדֵי לְקַיֵּם מִצְוַת דַּקָּה מִן הַדַּקָּה. וְאַחַד עָשָׂר סַמָנִים הָיוּ בָהּ, וְאֵלּוּ הֵן:
TANÚ  RABBANÁN,  PITTÚM  HAKKETÓRET  KÉTZAD,  SHELOSH  MEOT  VESHISHSHIM  USHMONÁ  MANIM  HAIU  VÁH: SHELÓSH  MEOT  VESHISHSHIM  VEJAMISHSHÁ  KEMINIÁN  IEMÓT  HAJAMMÁ,  MANÉ  BEJOL  IÓM,  MAJATZITÓ  BABBÓKER  UMAJATZITÓ  BAËREV.  USHLOSHÁ  MANÍM  IETERÍM,  SHEMMEHEM  MAJNIS  KOHÉN  GADÓL  VENOTEL  MEHEM  MELÓ  JOFNAV  BEIÓN  HAKKIPPURÍM,  UMAJAZIRÁN  LEMMAJTÉSHET  BE´ËREV  IÓM  HAKKIPPURÍM,  KEDÉ  LEKAIEM  MITZVAT  DAKKÁ  MIN  HADDAKKÁ.  VEAJAD  ÄSAR  SAMANIM  HAIU  VÁH,  VE´EL´LU  HEN
Enseñaron nuestros sabios: ¿cómo se mezclaba el incienso? Trescientos sesenta y ocho medidas habían en él, trescientos sesenta y cinco, como la cuenta de los días del año solar, una medida por cada día mitad de una medida por la mañana y la otra mitad de la medida por la tarde, y las tres medidas restantes, de las cuales el sumo sacerdote traía en sus manos y llenaba sus puños en el día de Ióm Kippúr, los regresaba al mortero en la víspera del día de Ióm Kippúr para cumplir con el precepto de molerlos finamente. Y once especias había en él, y estas son:
(Se recomienda enumerarla con los dedos)
 א הַצֳּרִי ב וְהַצִּפֹּרֶן, ג וְהַחֶלְבְּנָה ד וְהַלְּבוֹנָה, מִשְׁקַל שִׁבְעִים שִׁבְעִים מָנֶה. ה מוֹר ו וּקְצִיעָה, ז וְשִׁבֹּלֶת נֵרְדְּ, ח וְכַרְכּוֹם, מִשְׁקַל שִׁשָּׁה עָשָׂר שִׁשָּׁה עָשָׂר מָנֶה. ט קֹּשְׁטְ שְׁנֵים עָשָׂר, י קִלּוּפָה שְׁלֹשָׁה, יא קִנָּמוֹן תִּשְׁעָה, בּוֹרִית כַּרְשִׁינָא תִּשְׁעָה קַבִּין, יֵין קַפְרִיסִין סְאִין תְּלָת וְקַבִּין תְּלָתָא. וְאִם לֹא מָצָא יֵין קַפְרִיסִין, מֵבִיא חֲמַר חִוָּר עַתִּיק. מֶלַח סְדוֹמִית רֹבַע, מַעֲלֶה עָשָׁן כָּל שֶׁהוּא. רִבִּי נָתָן הַבַּבְלִי אוֹמֵר, אַף כִּפַּת הַיַּרְדֵּן כָּל שֶׁהִיא. אִם נָתַן בָּהּ דְּבַשׁ פְּסָלָהּ, וְאִם חִסֵּר אַחַת מִכָּל סַמְמָנֶיהָ, חַיָּב מִיתָה
1) HATZTZORI, 
2) VEHATZTZIPPOREN, 
3)BEHAJELBENÁ, 
4) VEHA´LEVONÁ, MISHKAL  SHIVÏIM  SHIVÏIN  MANÉ, 
5) MOR, 
6) UKTZIÄ, 
7) VESHIBBÓLET  NERD, 
8) VEJARKOM,  MISHKAL  SHISHSHÁ  ÄSAR  SHISHSHÁ  ÄSAR  MANÉ,  9)  KOSHT  SHENEM  ÄSAR, 10) KI ´LUFA  SHELOSHÁ,  11)  KINNAMÓN  TISHÄ,  BORIT  KARSHINÁ  TISHÄ  KABBÍN, IEN  KAFRISIN  SEÍN  TELAT  VEKABBIN  TELATÁ. VEÍM  LO  MATZÁ  IEN  KAFRISÍN,  MEVÍ  JAMAR  JIVVAR  ÄTTIK.  MÉLAJ  SEDOMIT  ROVA,  MAÄLÉ  ASHÁN  KOL  SHEHÚ.  RIBBÍ  NATÁN  HABBAVLÍ  OMER: AF  KIPPÁT  HAIARDÉN  KOL  SHEHÍ.  IM  NATÁM  BÁH  DEVÁSH  PESALÁH,  VEÍM  JISSER  AJAT  MIKKOL  SAMMANEHA,  JAIAV  MITÁ
1) El bálsamo 2) y la raíz aromática 3) y el gálbano, 4) y el incienso, de un peso de setenta medidas cada uno, 5) mirra,  6) y casia, 7) y espiga de nardo 8) y azafrán, cada uno con un peso de dieciséis medidas, 9) costus, doce medidas, 10) corteza de árbol aromático, tres medidas, 11) canela nueve medidas. Lejía de carcina nueve medidas (cabín), vino de Chipre, tres seín y tres cabín. Si no se encontrara vino de Chipre lo reemplazará con vino blanco añejo; sal de Sodoma, la cuarta parte de un cab y una pequeña cantidad de Maälé Ashán (planta que hacía subir el humo). Rabbí Natán de Babilonia dice: Hay que agregar también una décima parte de ámbar de Jordán. Si puso en él miel se volvía inválido y si faltaba uno solo de estos ingredientes merece la muerte.
רַבָּן שִׁמְעוֹן בֶּן גַּמְלִיאֵל אוֹמֵר: הַצֳּרִי אֵינוֹ אֶלָּא שְׁרָף הַנּוֹטֵף מֵעֲצֵי הַקְּטָף. בּוֹרִית כַּרְשִׁינָא לְמָה הִיא בָאָה, כְּדֵי לְשַׁפּוֹת בָּהּ אֶת הַצִּפֹּרֶן, כְּדֵי שֶׁתְּהֵא נָאָה. יֵין קַפְרִיסִין לְמָה הוּא בָא, כְּדֵי לִשְׁרוֹת בּוֹ אֶת הַצִּפֹּרֶן, כְּדֵי שֶׁתְּהֵא עַזָּה. וַהֲלֹא מֵי רַגְלַיִם יָפִין לָהּ, אֶלָּא שֶׁאֵין מַכְנִיסִין מֵי רַגְלַיִם בַּמִּקְדָּשׁ מִפְּנֵי הַכָּבוֹד
RABBÁN  SHIMÖN  BEN  GAMLIEL  OMER:  HATZTZORÍ  ENO  EL´LÁ  SHERAF  HANNOTEF  MEÄTZE  HAKKETAF.  BORIT  KARSHINÁ  LEMÁ  HI  VAÁ,  KEDÉ  LESHAPPOT  BÁH  ET  HATZTZIPPOREN,  KEDÉ  SHETTEHÉ  NAÁ.  IEN  KAFRISIN  LEMÁ  HÚ  VÁ,  KEDÉ  LISHRÓT  BO  ET  HATZTZIPOREN,  KEDÉ  SHETTEHÉ ÄZZÁ.  VEHALÓ  ME  RAGLÁIM  IAFIN  LÁH,  EL´LÁ  SHE´ÉN  MAJNISÍN  ME  RAGLÁIM  BAMMIKDÁSH  MIPPENÉ  HAKKAVÓD
Rabbán Shimón Ben Gamliel dice: El bálsamo, no es sino la savia que gotea de un árbol de bálsamo. Y la lejía de carcina ¿qué objeto tenía? Era usado para refinar la raíz aromática y embellecer su aspecto. El vino de Chipre ¿para qué es traído? Para impregnar en él la raíz aromática, para que esté más concentrado. ¿Acaso no era mejor el agua de orín para él? No se hacía uso de ella porque no se introducía al Templo por respeto.
תַּנְיָא רִבִּי נָתָן אוֹמֵר, כְּשֶׁהוּא שׁוֹחֵק אוֹמֵר: הָדֵק הֵיטֵב, הֵיטֵב הָדֵק. מִפְּנֵי שֶׁהַקּוֹל יָפֶה לַבְּשָׂמִים. פִּטְּמָהּ לַחֲצָאִין כְּשֵׁרָה, לְשָׁלִישׁ וּלְרָבִיעַ לֹא שָׁמַעְנוּ. אָמַר רִבִּי יְהוּדָה, זֶה הַכְּלָל, אִם כְּמִדָּתָהּ כְּשֵׁרָה לַחֲצָאִין. וְאִם חִסֵּר אַחַת מִכָּל סַמְמָנֶיהָ, חַיָּב מִיתָה
TANIA  RIBBÍ  NATÁN  OMER:  KESHEHÚ  SHOJEK  OMER:  HADEK  HETEV,  HETEV  HADEK.  MIPPENÉ  SHEHAKKOL  IAFÉ  LABBESAMÍM.  PITTEMAH  LAJATZAÍN  KESHERÁ,  LESHALISH  ULRAVIÄ  LO  SHAMAÄNU.  AMÁR  RIBBÍ  IEHUDÁ: ZÉ  HAKKELAL: IM  KEMIDDATAH,  KESHERÁ  LAJATZAIN.  VEIM  JISSER  AJAT  MIKKOL  SAMMANEHA,  JAIAV  MITÁ
Fue estudiado que Rabbí Natán dice: Cuando él (Kohén) machacaba decía: “Pulverízalas fino, bien fino”, por cuanto su voz es buena para las especias. Si lo mezclaba por la mitad de su medida se podía utilizar, pero si lo hacía en una tercera o cuarta parte de su medida, no escuchamos. Rabbí Judá dijo: Esta es la regla: Si lo hizo en su proporción adecuada, se puede utilizar en la mitad de la cantidad, pero si omitió cualquiera de las especias, tendrá pena de muerte.
תָּנֵי בַר קַפָּרָא, אַחַת לְשִׁשִּׁים אוֹ לְשִׁבְעִים שָׁנָה הָיְתָה בָאָה שֶׁל שִׁירַיִם לַחֲצָאִין. וְעוֹד תָּנֵי בַר קַפָּרָא, אִלּוּ הָיָה נוֹתֵן בָּהּ קָרְטוֹב שֶׁל דְּבַשׁ, אֵין אָדָם יָכוֹל לַעֲמֹד מִפְּנֵי רֵיחָהּ. וְלָמָה אֵין מְעָרְבִין בָּהּ דְּבַשׁ, מִפְּנֵי שֶׁהַתּוֹרָה אָמְרָה, כִּי כָל שְׂאֹר וְכָל דְּבַשׁ לֹא תַקְטִירוּ מִמֶּנּוּ אִשֶּׁה לַיְהֹוָה
TANÉ  VAR  KAPPARÁ:  AJÁT  LESHISHSHIM  O  LESHIVÏIM  SHANÁ  HAIETÁ  VAÁ  SHEL  SHIRÁIM  LAJATZAÍN.  VEÖD  TANÉ  VAR  KAPPARÁ,  IL' LÚ  HAIÁ  NOTÉN  BÁH  KORTOV  SHEL  DEVÁSH,  ÉN  ADÁM  IAJOL  LAÄMOD  MIPPENÉ  REJAH.  VELAMA  ÉN  MEÄREVIN  BÁH  DEVÁSH,  MIPPENÉ  SHEHATTORÁ  AMERÁ,  KI  JOL  SEOR  VEJOL  DEVÁSH  LO  TAKTIRU  MIMMÉNNU  ISHSHÉ  LAADO-NÁI
Enseñó Bar Kappará: Una vez cada sesenta o setenta años, los restos acumulados llegaban a la mitad de la cantidad de un año. Y también enseñó Bar Kappará: Si alguien hubiese puesto una pequeña medida de miel de frutas en él, nadie hubiera podido resistir su aroma. ¿Y por qué no se mezclaba en él miel de frutas? Porque la Torá dice: “Cualquier levadura o cualquier miel de frutas, no será quemada en una ofrenda de fuego para El Eterno”
יְהֹוָה צְבָאוֹת עִמָּנוּ מִשְׂגָּב־לָנוּ אֱלֹהֵי יַעֲקֹב סֶלָה: יְהֹוָה צְבָאוֹת, אַשְׁרֵי אָדָם בֹּטֵחַ בָּךְ: יְהֹוָה הוֹשִׁיעָה, הַמֶּלֶךְ יַעֲנֵנוּ בְיוֹם־קָרְאֵנוּ: וְעָרְבָה לַיְהֹוָה מִנְחַת יְהוּדָה וִירוּשָׁלָיִם, כִּימֵי עוֹלָם וּכְשָׁנִים קַדְמֹנִיּוֹת
ADO-NÁI  TZE-VAÓT  IMMÁNU,  MISGÁV-LÁNU  ELO-HÉ IAÄKOV  SÉLA;  ADO-NÁI  TZE-VAÓT,  ASHRÉ  ADÁM  BOTÉAJ  BAJ;  ADO-NÁI HOSHIÄ,  HAMMÉLEJ  IAÄNÉNU  BEIOM-KORENU;  VEÄREVA  LAADO-NÁI  MINJÁT  IEHUDÁ  VIRUSHALÁIM,  KIMÉ  ÖLÁM  UJSHANÍM  KADMONIÓT
El Señor de los Ejércitos está con nosotros, fortaleza es para nosotros el Di-s de Jacob (Sela). Señor de los Ejércitos, dichosa la persona que confía en Ti. Señor salva; el Rey nos responderá en el día que le llamemos. Que sea agradable para el Eterno la ofrenda de Judá y de Jerusalén, como en los años pasados.
El Jardin de Breslev. 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados