La alegría en las festividades, un precepto muy grande!

La alegría en las festividades, un precepto muy grande!

La Alegría de las festividades se construye a través de la alegría de los preceptos realizados durante el año y no existen límites para esta alegría.

Durante las festividades debemos retornar al Creador con Alegría.

Pues en cada festividad el mundo es sometido a juicio, tal como han enseñado nuestros Sabios (T. Rosh Hashana 16)
El tiempo de juicio es un tiempo de Teshuvá (Retorno y arrepentimiento) Mediante la Teshuvá se liberan las fuerzas de la santidad atrapadas en las Klipot (cáscaras) y se acerca la Redención final.

Hay diferentes maneras de honrar las festividades, con buena comida, bebida, con hermosas vestimentas, con pensamientos puros y santos, con alegría y felicidad, y demás.
Honrando las festividades es posible alcanzar el conocimiento del Creador bendito, y llevar este conocimiento hacia el corazón, que es el asiento del deseo y de la pasión.

Los tres deseos principales del hombre y la raíz de todos los demás deseos son: el anhelo de las riquezas, el apetito sexual y la pasión por la comida. Cada una de las festividades tiene el poder de contrarrestar uno de estos deseos:
Pesaj contrarresta el deseo del dinero, Shavuot el instinto sexual y Sucot el impulso de comer en exceso. Debido a que las festividades poseen estos poderes especiales es necesario tener cuidado de celebrarlas con respeto apropiado de esta manera uno se librará de todos esos deseos.

(Extractos de Likutey Etzot)

 

¡Les deseamos un próximo Sucot lleno de salud, paz y mucha alegría! 



El Jardín de Breslev te recomienda:

 

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados