Eliminar la levadura, un Precepto de la Toráh

Eliminar la levadura, un Precepto de la Toráh

"Por siete días comeréis panes Azimos" (Exodo 12, 15)

"Ninguna cosa leudada comeréis en todas vuestras moradas, comeréis panes Azimos" (Matza) (Éxodo 12, 20)

Es característico de Pesaj comer únicamente pan ácimo (Matza) y las estrictas prohibiciones de poseer, así como de comer, pan leudado o cualquier otro alimento que posea levadura jametz.


"Porque cualquiera que comiera leudado desde el primer día hasta el séptimo día, será borrado de Israel" (Éxodo 12, 15)


También está escrito: "Por siete días no sé hallará levadura en vuestras casas, porque cualquiera que comiere leudado, así el ger (converso) como natural del país, será borrado de la congregación de Israel" (Éxodo 12, 19)


Estos preceptos se encuentran entre los que fueron transmitidos a los hijos de Israel por Moisés antes de la salida de Egipto y de su liberación de la esclavitud.

"Y guardareis la festividad de los panes Azimos guardareis esta fecha, de generación en generación como institución perpetua" (Éxodo 12, 17)
También está prohibido poseer jametz durante pesaj, inclusive si no se lo come.
"Y no se verá contigo nada de leudado, ni levadura en todo territorio" (Éxodo 13, 17) "y por siete días no sé hallará levadura en vuestras casas" (Éxodo 12, 19)

¿Pero qué es el jametz?

Es cualquiera de los cinco cereales principales:
Trigo, centeno, cebada, avena y escanda, que haya estado en contacto con agua durante dieciocho minutos por lo menos.
Esto se considera que este grano o harina inició el proceso de fermentación.
Jametz es toda comida preparada con cualquiera de estos granos y en las que estos se encuentran como ingrediente, aún en las cantidades más pequeñas.
La única excepción es el Matza que constituye el preceptuado pan sin levadura y en cuyo horneado se ha adoptado todas las precauciones necesarias.

También el uso de vajillas y utensilios en los que pudo quedar la más mínima partícula de Jametz está prohibido durante pesaj, a menos de que sea posible hacerlos Kasher y de que esto se haga con la debida antelación.
(El ser judio, Pesaj)

El Jardín de Breslev. 

 

 

Te recomendamos también el siguiente artículo relacionado:

 

 

"Limpiando nuestra Casa Interior''

Este Pesaj será para todos un Pesaj muy diferente, pero que eso no te detenga a hacerlo con amor y alegría.

Así como en este tiempo de Pesaj nos dedicamos al precepto de la eliminación del Jametz (todo producto hecho a base de cereales que leudaron) Como esta escrito: "Pero el primer día ustedes deberán eliminar la levadura de sus casas" (Éxodo 12:15)


Tambien en este tiempo debemos de aplicar esa misma limpieza, eliminando el Jametz de nuestros corazones, veamos lo que dice el Sefer Hamidot de Rabí Najman...

Se debe santificar la boca, la nariz, los ojos y los oídos.

Es necesario cuidar la boca para no decir mentiras y sólo decir palabras de santidad.

Para santificar la nariz es necesario desarrollar el temor al Cielo.

Los oídos se santifican con los sabios y escuchando sus palabras.

Es necesario cerrar los ojos frente a todo aquello que no es bueno mirar.

La santidad que se logre permitirá acceder a una compresión perfecta a la sabiduría, que es una bendición del Creador bendito, y de la Inspiración Divina.

Las nariz santifica también con la humildad y la paciencia, evitando la ira y ante el ultraje y el insulto.

Para santificar los oídos uno debe de ser de espíritu fiel y encubrir el caso (Proverbios 11- 13), Ser cuidadoso y no revelar el secreto que no hay necesidad de revelar.

El Jardín de Breslev


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados