El gran día "Hoshana Raba"

El gran día "Hoshana Raba"

Es el último día en el cual cumpliremos con los preceptos de las cuatro especies y de morar en la Sucá, este día se le denomina Hoshana Rabá literalmente "El Gran Hoshana" porque en él se recitan más plegarias de Hoshana que los demás días. 

También a este día se le conoce como el día en el que se golpea "la Arava" (las ramas de sauce, una costumbre que data de la época de los Profetas)

En éste día, el pueblo de Israel no se apoya en su rectitud, ni en los méritos que ha obtenido en el transcurso del año, así como tampoco en el mérito de sus antepasados, sino que pide por la vida "para sí y para toda la humanidad" Solamente a través del mérito de sus plegarias, dirigiéndose al Eterno:

"Amo del Universo, nos presentamos ante Ti pobres, y con las manos vacías. Carecemos de todo, no tenemos conocimientos de Toráh, Mitzvót, buenas acciones, ni el mérito de nuestros padres.
Sólo contamos con nuestras bocas, con las cuales oramos únicamente a Ti. Respóndenos también Tú, en razón de ésta plegaria que ofrecemos con corazones quebrantados y contritos"

Hoshana Rabá, marca el día en que se termina de sellar el juicio que comenzó en Rosh HaShaná, al principio del período "Rosh Hashaná - Yom Kipur" Todos los habitantes del mundo pasan de a uno ante D-ios para ser examinados, durante la festividad de Sucót, todo el mundo es juzgado respecto del agua, los frutos y la producción agrícola.

El séptimo día de la festividad, "Hoshana Rabá" es cuando dicha sentencia es sellada y confirmada, puesto que la vida humana depende del agua, y todo se basa en la decisión final, Hoshana Rabá se inviste de una esencia similar a la de Yom Kipur, caracterizándose por las plegarias y el arrepentimiento profuso.

Existe una costumbre que data de la época de los Profetas Jagay, Zejariá y Malaji, que consiste en tomar un manojo de Aravot (sauces de Río kasher) y recitar una plegaria especial, luego golpearla contra el piso.
A diferencia de otras obligaciones Rabínicas, sobre esta práctica no se recita ninguna Berajá ya que fue promulgada más como una costumbre que como una Mitzváh (precepto)

Se acostumbra permanecer despierto la noche de Hoshana Rabá y recitar un Tikún especial y leer el libro de Devarim (Deuteronomio) así como recitar todo el libro de Salmos, "uniendo" de ésta forma el día y la noche mediante el estudio y la plegaria, algunos muy escrupulosos en Mitzvót se sumergen: el la Mikvé (baño ritual) antes de amanecer.

(Extractos de Sefer Hatoda, Sucót, Hoshana Rabá)

¡Les deseamos Jag Sameaj!



El Jardin de Breslev te recomienda:


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados